Cada vez que entro en el perfil de un cliente que quiere que maneje sus redes sociales con lo primero que me meto en materia es la biografía. Tienes una oportunidad, solo una, para crearle una primera impresión al usuario de Instagram que aún no te sigue, y debe ser buena.

Normalmente me encuentro con biografías sin esquematizar, demasiado largas, con los medios de contacto mezclados, las destacadas sin ordenar… es importante empezar por el principio.

La biografía de Instagram, ese cuadradito blanco con tu foto y un poco de texto que sale cuando abres tu perfil, habla de ti. Tiene que hablar de ti. De quién eres, que se van a encontrar en tu perfil, de qué es tu negocio, dónde te pueden encontrar, qué vendes, cómo es tu estética y qué les puedes ofrecer.

Qué elementos debemos tener en una buena biografía de Instagram:

  • Un nombre que identifique tu proyecto: Mariadelmarsuarezgomez está bien para un perfil personal, pero no es adecuado para manejar la comunicación digital de una empresa. El nombre de tu perfil debe ser: lo más corto posible, fácil de recordar, llamativo, concreto y único.
  • Una foto de calidad: si es un logo que no esté pixelado, si es una foto que tenga buena iluminación y si eres una marca personal no pongas una foto tuya en un espejo en la biografía. La foto de perfil, aunque sea pequeña, nos da la primera impresión de dónde acabamos de aterrizar.
  • Título de la cuenta: aquí puedes, y debes, dar la información que no te permite aglutinar el nombre de tu perfil. Es importante incluir palabras que definan tu actividad. «Petra Lopez – Jurista». Es preferible tener un perfil que se llame @El_Inwebnadero y explicar en el título «estudio de digitalización» que tener como nombre «elinwebnaderoestudiodedigitalizaciónribadeoyciudadreal».
  • Frase con valor emocional de nuestra cuenta: servirá como frase de inicio en nuestra biografía de Instagram, qué vendemos emocionalmente; CocaCola vende felicidad y tu recibes agua con azúcar, necesitamos buscar ese valor para nuestra comunicación. Un buen claim invita a seguir conociendo el perfil de Instagram.
  • Oferta estructurada: esquematizar en la biografía los servicios que más definan el negocio para que sea sencillo acceder a esa información. En este punto la utilización de emojis como parte de la estructura es muy visual y atractivo.
  • Datos de contacto claros y accesibles: dónde puedo llamar para informarme, cuál es la dirección, necesito un correo electrónico… todo esto tiene que quedar accesible con solo una mirada.
  • Enlaza tu web: en este punto solo me queda comentar «y actualiza el enlace cuando subas un contenido de actualidad, como yo haré al publicar este post.»
  • Cuida las destacadas: las stories destacadas son una fuente increíble de estructuración de tu contenido favorito en Instagram, están al inicio del perfil y la gente puede acceder a ellas si necesita más información. Se pueden gestionar por colores, estilos, fotografías, letras… y un gran etcétera, pero deben estar cuidadas, tituladas y actualizadas para dar una buena impresión.
  • Cuidar el grid: aunque esto lo trataremos en el siguiente post.

Ahora ya podéis empezar a crear una primera impresión de calidad.

Manos a la obra, y si tienes alguna duda o sugerencia: aquí estamos.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *